domingo, 19 de abril de 2009

Meterse en camisa de once varas


El dicho meterse en camisa de once varas es una expresión que señala la poca conveniencia de complicarse la vida innecesariamente.

El origen de esta expresión se sitúa en la Edad Media, en la ceremonia de adopción de un niño, tomando los problemas que ésta conlleva por decisión propia. El padre debía meter al niño por la manga de una camisa grande hecha para la ocasión. Luego lo sacaba por la cabeza o el cuello de la prenda y el padre le daba un fuerte beso en la frente como prueba de la aceptación de la paternidad. En algunas regiones de Europa la ceremonia continúa vigente pero con la madre, con objeto de simular el parto.
El dicho además refleja una exageración en las dimensiones de la camisa, la cual no podía medir once varas, ya que una vara vendría a ser unas treinta y tres pulgadas lo que equivale a unos cero con ochenta y cuatro metros.

6 comentarios:

Endika dijo...

Está bien eso de que vuelvas a actualizar :D

Muy curiosa la actualización, me recuerda a una sección de la revista dominical que acompaña al correo, que explican el origen de ciertas palabras y expresiones xD

Muerteee!

Seizzdran dijo...

"La revista dominical que acompaña al correo"... ¿no te referirás a El Semanal? Esa gran desconocida :P

Y tú, Yoana... intenta actualizar al menos una vez al año, por favor :D

Endika dijo...

Sí, a esa GRAN DESCONOCIDA me refería, Seizzdran, gracias por la aclaración, era necesaria para todos :p

Eso Yoana, actualiza! aún estamos esperando la actualización de las frases de las teleoperadoras!!
Y no está bien que tengáis pensamientos sobre un río :(

Y sí, Burdeos nos espera :D

Luna Nueva dijo...

Muchas gracias nena, la verdad es que me he pillado un cabreo monumental pero weno, que se le va a hacer.

a la cuarta me lo saco si o si :D

Luna Nueva dijo...

La playa la hemos visto desde el bus, no daba tiempo a bajar a pasearse en ella XDD

Endika dijo...

Bueno,bueno,bueno! Lo primero de todo y dejando al margen diferencias en la forma de pensar, lo primero es lo primero: Hay que felicitarte por haber leido y comentado (de forma coherente además xD) las actualizaciones de !!cuatro!! personas.

En cuanto a tu post en sí te doy la razón en parte. Todos necesitamos nuestros momentos de evasión para no volvernos locos porque si no no habría psicólogos suficientes en el mundo, pero aún así tampoco se puede mirar de forma constante hacia otro lado.
Me ha gustado el ejemplo de las tetas de la Berrocal XD

Y para que acabes de bordarlo, ya solo te quedaría actualizar tu blog! :p